Disfrutamos una delicia con beneficios, las anchoas de Santoña.

En tiempos de inicio de verano nuestros paladar se decanta por comidas refrescantes y ligeras, y dentro de esta categoría que mejor que las anchoas de Santoña para recordarnos ese sabor tan puro que nos recuerda tanto a la mar. Al ser un pescado azul que son lo que provienen de aguas profundas se caracteriza por tener mas lípidos en sus músculos, forman un tipo de alimento indispensable en una dieta equilibrada, junto a otros pescados azules como la sardina, el verdel, la trucha o el salmón.

Al ascender de aguas profundas en primavera por el aumento de las temperaturas, el nivel de grasa de las anchoas del Cantábrico se reduce así guardando la preciad carne marrón-rojiza con un alto nivel en ácidos grasos Omega 3 y con bajos niveles de grasas. El Omega 3 es básico para prevenir futuros problemas cerebro-vasculares, como dice la OMS ( Organización mundial de la salud). El Omega 3 que poseen las anchoas del Cantábrico y otros pescados azules ademas se recomienda para evitar tener problemas de hipertensión o sufrir riesgo de infarto además de ser beneficioso para el aparato circulatorio y la prevención de la artritis.

El pescado azul como el bonito del norte y la anchoa pescados en el Cantábrico ayuda a reducir colesterol malo y a subir los niveles del bueno, también ayuda a hacer la sangre más líquida, por lo que las anchoas de Santoña siempre han sido un pescado muy recomendable. Además de ser una gran fuente de minerales y vitaminas como el calcio, el yodo, el hierro, el potasio o el fósforo.

Disfrutamos una delicia con beneficios, las anchoas de Santoña.

En tiempos de inicio de verano nuestros paladar se decanta por comidas refrescantes y ligeras, y dentro de esta categoría que mejor que las anchoas de Santoña para recordarnos ese sabor tan puro que nos recuerda tanto a la mar. Al ser un pescado azul que son lo que provienen de aguas profundas se caracteriza por tener mas lípidos en sus músculos, forman un tipo de alimento indispensable en una dieta equilibrada, junto a otros pescados azules como la sardina, el verdel, la trucha o el salmón.

Al ascender de aguas profundas en primavera por el aumento de las temperaturas, el nivel de grasa de las anchoas del Cantábrico se reduce así guardando la preciad carne marrón-rojiza con un alto nivel en ácidos grasos Omega 3 y con bajos niveles de grasas. El Omega 3 es básico para prevenir futuros problemas cerebro-vasculares, como dice la OMS ( Organización mundial de la salud). El Omega 3 que poseen las anchoas del Cantábrico y otros pescados azules ademas se recomienda para evitar tener problemas de hipertensión o sufrir riesgo de infarto además de ser beneficioso para el aparato circulatorio y la prevención de la artritis.

el deporte es salud
salud y deporte

El pescado azul como el bonito del norte y la anchoa pescados en el Cantábrico ayuda a reducir colesterol malo y a subir los niveles del bueno, también ayuda a hacer la sangre más líquida, por lo que las anchoas de Santoña siempre han sido un pescado muy recomendable. Además de ser una gran fuente de minerales y vitaminas como el calcio, el yodo, el hierro, el potasio o el fósforo.

Por lo que vemos las anchoas del Cantábrico producidas en Santoña tienen una innumerable cantidad de beneficios organolépticos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
¿te podemos ayudar?
Por favor acepta nuestra  política de privacidad antes de empezar nuestra conversación.