limpiar bocartes frescos en 5 pasos 3

Limpiar bocartes frescos en 5 pasos:

En nuestro país el bocarte, también llamado boquerón en algunos lugares, es el pescado más consumido. En los pasados años se llegaron a capturar casi 500.000 kg solo en nuestro país, además contiene ácidos grasos saludables como omega 3.

Desde Conservas Avelina, te queremos enseñar cómo limpiar y preparar los bocartes de diferentes formas. Las formas en las que más se prepara el bocarte es en vinagre, fritos, rellenos, al ajillo, a la plancha o rebozados, te mostramos muchas recetas en nuestro recetario,.

 

Aquí te traigo los 5 pasos para limpiar los bocartes:

Limpiar este pescado resulta muy sencillo, siempre y cuando lo hagamos correctamente:

  • Comenzamos metiendo los bocartes frescos al congelador durante 24 horas. Usamos un recipiente cualquiera cubierto con un trapo de tela para evitar el contacto directo del frío sobre el pescado, así no dañamos los bocartes y prevenimos el temido anisakis.
  • Una vez transcurridas las 24 horas les dejamos descongelar. Cuando estén completamente descongelados, coge firmemente el bocarte sin dañar el cuerpo lo sostenemos con toda la mano. Mientras con la mano contraria agarra la cabeza con el dedo pulgar e índice y le giramos la cabeza a la altura de las agallas para sacar la cabeza junto a las vísceras, en este proceso rápidamente obtendrás buenos resultados.
  • Ya los has descabezado, sacado la tripa ahora queda meterlos bajo el grifo y limpiar rápidamente el hueco que hemos dejado para eliminar cualquier resto del proceso anterior, ahora estás más cerca de comer unos buenos bocartes.
  • Ahora vamos a abrirlos, se hace de forma muy sencilla pues se abren casi solos, abriremos el bocarte en dos, en forma de libro, por el hueco que hemos dejado al inicio, desde la cabeza a la cola sin llegar a separarlo en la parte de la cola.
  • Para terminar le vamos a quitar la espina que se nos ha quedado en uno de los dos lomos, la retirarás en la misma dirección que cuando lo as abierto, de cabeza a cola. Ahora ya solo queda retirar la aleta dorsal y listo.

(1)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
¿te podemos ayudar?
Por favor acepta nuestra  política de privacidad antes de empezar nuestra conversación.